Los cereales integrales conservan todas las partes del cereal, tanto germen, endoespermo y cáscara. En la cáscara se presentan muchas de las vitaminas del grupo B ( la avena tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B), la fibra, minerales como Calcio, Magnesio y potasio.

La fibra mejora nuestra regularidad intestinal y tambien mejora la flora microbiana, que es el segundo cerebro del organismo. Las vitaminas del grupo B afectan a todo el sistema nervioso relajandolo, efectivas así en problemas de ansiedad y estrés. Al descascarillar el grano los cereales refinados se quedan sin todos estos beneficios. ¿Entonces que nos aportan? Pues nos aportan nutrientes "vacíos" aportan calorias y un mínimo residuo de vitaminas, incomparable con el contenido vitaminico y mineral de los cereales integrales.

También en dietas de control de peso tienen un efecto muy positivo, dando una sensación de saciedad muchísimo más elevada que los cereales refinados, lo cual nos evita picar entre horas.

Y tú, consumes ya cereales integrales?

ANEMONA HERBOLARIO